Acostumbrarse al tratamiento de la Apnea del Sueño

¿Cuánto tiempo me llevará acostumbrarme a usar el equipo de tratamiento para la apnea del sueño? Algunas personas se acostumbran al tratamiento muy fácilmente, y quizás usted sea una de ellas. Pero no se preocupe si necesita un poco más de tiempo. Es normal. Aprender a usar y a vivir con el equipo de tratamiento es cuestión de crear buenos hábitos, mantener una actitud positiva y practicar. ¡También es cuestión de estar cómodo! Le mostraremos algunas técnicas para sacar el mayor provecho del tratamiento contra la apnea del sueño.

Respirar contra el flujo de aire

Al principio, la sensación de aire en su garganta puede resultarle extraña. Pero eso es algo a lo que se puede acostumbrar: trate de relajar la respiración y de respirar como lo hace normalmente cuando está despierto. Practique respirar con el equipo durante el día mientras descansa o ve la televisión, por ejemplo. Mientras duerme no debe preocuparse por las exhalaciones, ya que espirará automáticamente contra el flujo de aire. Si aún así se le hace difícil, hable con el proveedor de asistencia sanitaria o el proveedor de equipos, para que le puedan sugerir usar:

  • Un dispositivo ResMed con la función de rampa: esto permite que el dispositivo comience con una presión más baja y vaya aumentándola hasta alcanzar la presión de tratamiento total en un máximo de 45 minutos, lo que le facilita el comienzo del tratamiento.
  • Un dispositivo ResMed con la función SmartStart™: esto le permite comenzar el tratamiento inspirando, en vez de usar el botón de “Inicio”. Así puede empezar el tratamiento sin apenas notarlo, para que pueda adaptarse a respirar con la mascarilla puesta.
  • Un dispositivo con la función EPR™ (alivio de la presión espiratoria): esto reduce ligeramente la presión a medida que exhala, por lo que la respiración se siente más suave y natural.
  • Un dispositivo AutoSet™: este dispositivo ajusta automáticamente la presión que se le suministra durante la noche, de modo que la presión aumenta sólo a medida que la necesita.

¿Cuánto ruido debe hacer el equipo?

El tratamiento no debe hacer más ruido que un susurro; al fin y al cabo, ¡se supone que usted está durmiendo! Si el equipo hace ruidos fuertes, es posible que algunas piezas no estén bien conectadas y estén provocando escapes o fugas de aire. En general, podrá descubrir de dónde proviene el ruido o la fuga: el dispositivo, el humidificador, el tubo o la mascarilla. Compruebe que todo esté correctamente conectado y después fíjese si hay algún cambio en el ruido. Consulte las instrucciones de colocación en el manual del usuario de la mascarilla. Puede repasar las pautas de ajuste de la mascarilla aquí.

Cuándo solicitar ayuda

Si tiene un buen sellado de la mascarilla y ha utilizado su equipo de terapia de forma consecuente, debería notar los beneficios. Si no los percibe, contacte con el proveedor de asistencia sanitaria para realizar una revisión médica en los siguientes casos:

  • Los síntomas persisten
  • Se siente aún peor que cuando empezó
  • Todavía le cuesta exhalar contra el flujo de aire
  • Siente que el tratamiento no está funcionando

Más información

Piense en positivo
Hay un vínculo muy fuerte entre los pensamientos, los sentimientos y las acciones.
Uso del humidificador
El uso de un humidificador puede marcar una diferencia positiva en la experiencia y comodidad del tratamiento.
Conceptos básicos del tratamiento
Descripción general del tratamiento y el equipo