Opciones de tratamiento para la apnea obstructiva del sueño

Las opciones de tratamiento para la apnea obstructiva del sueño (AOS) incluyen tres formas de presión positiva de las vías respiratorias (PAP), terapia con un dispositivo oral, y terapia alternativa.

Terapia con presión positiva de las vías respiratorias (PAP)

AirSense_AirFit P10-ResMed

La terapia con presión positiva de las vías respiratorias es la forma más efectiva para tratar la AOS. Al crear una “biela neumática” para la vía respiratoria superior, la terapia PAP impide que los tejidos blandos de la vía aérea superior se estrechen y se colapsen. El aire presurizado es suministrado desde el equipo a través del tubo y luego de la mascarilla a la vía aérea.

Los pacientes que tienen apnea del sueño grave pueden tener un sueño reparador gracias a la terapia con presión positiva de las vías respiratorias. La terapia PAP se puede administrar de diferentes formas:

  • Presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP): aire presurizado a un nivel de presión fijo;
  • Presión positiva automática de las vías aéreas (APAP): ajusta los niveles de presión de forma automática en función de la respiración del paciente (adecuada para pacientes con apnea asociada a la fase REM del sueño, apnea posicional o para aquellos que no tienen adherencia a la terapia CPAP);
  • Terapia binivel: mayor presión inspiratoria y menor presión espiratoria (adecuada para ciertos pacientes que tienen problemas de adherencia).

 

Opciones de tratamiento alternativas

 La cirugía también es una opción de tratamiento para tratar la apnea obstructiva del sueño (AOS), aunque tiene riesgos y complicaciones asociadas. La uvulopalatofaringoplastia es el procedimiento quirúrgico más frecuente para la AOS en EEUU y es efectivo para reducir el ronquido inicialmente. A largo plazo, esta intervención cura el ronquido en un 46% del 73% de los pacientes que se han sometido a esta cirugía.1

Riesgos de la AOS no tratada

La apnea obstructiva del sueño no tratada (AOS) puede desembocar el múltiples complicaciones y riesgos serios para la salud. Encontrar el tratamiento correcto para su paciente mejora las tasas de cumplimiento y disminuye los riesgos asociados.

Referencias:

*La terapia ASV está contraindicada en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica sintomática (NYHA 2-4) con fracción de eyección ventricular izquierda reducida (LVEF ≤ 45%) y apnea central del sueño predominante moderada a severa.

  1. Kashima ML (2007). Selected disorders of the nose and throat: Epistaxis, snoring, anosmia, hoarseness, and hiccups. In NH Fiebach et al., eds., Principles of Ambulatory Medicine, 7th ed., pp. 1849–1864. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.