Preguntas frecuentes sobre limpieza, confort y ajuste de la mascarilla

¿Tiene preguntas sobre cómo limpiar y desinfectar las mascarillas y las piezas de las mascarillas de ResMed? Encuentre las respuestas a las preguntas más frecuentes.

Preguntas frecuentes sobre la limpieza de las mascarillas

Cada día, o después de cada uso, los pacientes deben seguir estas instrucciones: 

  • Desmontar las piezas de la mascarilla (consultar el manual de usuario de la mascarilla para obtener instrucciones). Los pacientes que utilizan una mascarilla de almohadillas nasales deben desmontar las almohadillas de su armazón. 
  • Lavar a mano minuciosamente todas las piezas de la mascarilla por separado (excepto el arnés y los brazos acolchados) frotando con delicadeza, con un jabón suave y en agua templada (aproximadamente 30°C/86°F). Para optimizar el sellado de la mascarilla, la grasa facial debe eliminarse de la almohadilla después de cada uso. 
  • Usar un cepillo de cerdas suaves para limpiar el orificio de ventilación, o cualquier parte giratoria de la mascarilla, como roscas, anillos giratorios o articulaciones. 
  • Examinar cada pieza y volver a lavarlas si es necesario hasta que todas estén limpias. 
  • Aclarar bien todas las piezas de la mascarilla con agua potable y dejarlas secar al aire evitando la luz directa del sol. 
  • Cuando todas las piezas estén secas, incluido el orificio de ventilación, volver a montar la mascarilla (consultar el manual del usuario de la mascarilla para obtener instrucciones). 

Cada semana, los pacientes deben seguir las siguientes instrucciones:  

  • Lavar a mano el arnés, incluidos los brazos acolchados si estos forman parte de la mascarilla.   
  • Aclararlo bien y dejar secar al aire alejado de la luz solar directa. 

Tenga en cuenta que el arnés se puede lavar sin desmontar y que el tinte utilizado en el arnés puede desteñir durante el primer lavado. 

Si alguna pieza sigue sucia después de la limpieza, o si hay un deterioro visible de alguna pieza del sistema (grietas, decoloración, roturas, etc.), esta debe ser reemplazada.   

Recomendamos que sus pacientes utilicen productos y soluciones naturales o puras para limpiar su mascarilla, ya que los vapores residuales que dejan los limpiadores no naturales pueden inhalarse si no se enjuagan muy bien. 

ResMed cuenta con procedimientos recomendados y validados conforme a la norma ISO17664 para la limpieza, desinfección y esterilización de mascarillas para ser utilizados por varios pacientes en un laboratorio de sueño, clínica u hospital.  Consulte el siguiente manual de desinfección y esterilización para ver qué piezas: 

  • Deben ser reemplazadas entre paciente y paciente 
  • Pueden ser desinfectadas con alto nivel térmico (93°C) 
  • Pueden ser desinfectadas con alto nivel químico 
  • Pueden ser esterilizadas 

Tenga en cuenta que no todas las piezas requieren desinfección. El arnés no requiere desinfección y no debe lavarse con productos químicos desinfectantes. 

Otras piezas tampoco requieren desinfección y no deben lavarse con productos químicos desinfectantes. Esto se aplica a:  

  • AirFit N10 / AirFit N10 for Her – Brazos acolchados 
  • AirFit F10 / AirFit F10 for Her – Armazón, brazos acolchados 
  • Quattro Air / Quattro Air for Her / Quattro Air NV – Armazón 
  • Quattro FX / Quattro FX for Her – Armazón elástico, brazos acolchados 
  • Quattro FX NV – Armazón elástico, brazos acolchados 
  • Mirage FX / Mirage FX for Her – Armazón 

El arnés y las piezas de la lista anterior se pueden lavar a fondo para el uso de varios pacientes. 

  • Lave a mano el arnés en agua templada a 30°C con un jabón suave. 
  • Enjuague bien y deje que se seque al aire libre evitando la luz solar directa. 

Preguntas frecuentes sobre la comodidad de la mascarilla 

Para ayudarle a seleccionar una mascarilla que encaje y sea cómoda para cada paciente, hemos dividido nuestras últimas mascarillas CPAP en tres categorías : 

  • Mascarillas 360°  diseñadas para amantes de la libertad: para los pacientes que cambian mucho de postura y duermen boca abajo toda la noche. 
  • Mascarillas minimalistas  diseñadas para amantes de lo sencillo: para los pacientes que quieren una opción discreta y mantener el rostro lo más despejado posible. 
  • Mascarillas universales: diseñadas para amantes de la tranquilidad: para pacientes que quieren que la mascarilla se ajuste fácilmente y les proporcione una comodidad extra cuando lo necesiten. 

Para ayudarle a seleccionar la mascarilla adecuada para sus pacientes, puede consultar una serie de recursos útiles en nuestra página de información de categorías de mascarillas. 

Si a su paciente le resulta incómoda la mascarilla, intente volver a ajustarla o pruebe con otra talla u otro modelo de mascarilla.  

  • Ajuste. La incomodidad de la mascarilla puede deberse a un ajuste incorrecto, por lo que le recomendamos que vuelva a ajustar la mascarilla siguiendo las instrucciones de ajuste del manual de usuario. Debe ajustar la mascarilla mientras su paciente está en la postura en la que suele dormir: nuestros músculos faciales cambian cuando nos acostamos y se relajan aún más cuando dormimos. Siempre es mejor ajustar las mascarillas mientras los pacientes están en la postura habitual en la que duermen, duerman en una cama sin almohadas o en un cama articulada. También puede consultar nuestra sección de productos de mascarillas CPAP.  
  • Talla. Si para conseguir un buen sellado su paciente tiene que apretar la mascarilla hasta hacerle sentir incómodo, puede que sea porque la talla de la mascarilla es incorrecta. Tenga en cuenta que las tallas de los diferentes modelos no siempre coinciden. 
  • Arnés. La mascarilla de su paciente debe estar lo más floja posible sin comprometer el sellado. Si el paciente siente que la correa del arnés está demasiado floja o demasiado apretada, intente volver a ajustarla o reemplace el arnés en caso de que esté viejo o gastado. 
  • Sistema de ajuste MicroFit™. Si su paciente está usando una mascarilla con ajuste MicroFit ™ de ResMed, asegúrese de que el dial esté en la posición óptima. Si cambia la posición del dial de forma significativa cambiará el ajuste y puede resultar incómodo o hacer que el tratamiento sea menos efectivo.  

Si tiene dificultades para colocar la mascarilla de su paciente, consulte el manual de usuario de la mascarilla. 

Si su paciente tiene vello facial, algunas mascarillas pueden funcionar mejor que otras. Contáctenos para averiguar si un tipo diferente de mascarilla podría ofrecerle mayor comodidad o mejor ajuste.

Todos somos diferentes. Las mascarillas faciales cubren una gran parte del rostro, mientras que las mascarillas nasales y las de almohadillas nasales cubren una parte más pequeña. Realmente, todo se reduce a las preferencias personales y a cuál es el tipo de mascarilla que mejor se adapta a las necesidades de sus pacientes.

Nuestras mascarillas faciales son una buena opción si sus pacientes sufren de congestión nasal o suelen respirar por la boca cuando duermen.

Cuando hable sobre los tipos de mascarillas con sus pacientes, debería considerar algunos factores como su anatomía facial, su vello facial, si usan gafas o no, si son claustrofóbicos, si les gusta leer o ver la televisión mientras usan la mascarilla, etc.

Si la mascarilla de su paciente tiene una fuga, probablemente haya un problema con el sellado o el ajuste. Motivos de las fugas de la mascarilla y posibles soluciones: 

  • Ajuste o regulación deficiente. Recomendamos que vuelva a ajustar la mascarilla siguiendo las instrucciones de ajuste del manual de usuario de la mascarilla. Debe ajustar la mascarilla mientras su paciente está en la postura en la que suele dormir: nuestros músculos faciales cambian cuando nos acostamos y se relajan aún más cuando dormimos. También puede consultar los vídeos para el ajuste de la mascarilla que encontrará en nuestra sección de productos de mascarillas CPAP. 
  • Montaje incorrecto. Consulte manual de usuario de la mascarilla para obtener información sobre el montaje. Puede descargar manual de usuario desde la página de soporte de la mascarilla. 
  • Talla de mascarilla incorrecta. Consulte la guía de tallas de la mascarilla para obtener instrucciones sobre el tamaño adecuado. 
  • Tipo de mascarilla incorrecto. Si la mascarilla de su paciente es de la talla correcta y está bien ajustada, pero sigue teniendo fugas, es posible que necesite otro tipo de mascarilla. Por ejemplo, una mascarilla facial puede eliminar por completo las fugas bucales. Vea la gama completa de mascarillas de ResMed aquí. 
  • Necesita reemplazo. Es posible que la mascarilla de su paciente tenga una fuga porque está vieja o gastada. Consulte manual de usuario de la mascarilla para obtener información o lea nuestro artículo sobre el reemplazo de la mascarilla. 
  • Limpieza. La suciedad, la grasa de la piel y los residuos del ambiente pueden acumularse en la mascarilla si no se eliminan a diario. El paciente debe limpiar la mascarilla todos los días para optimizar el sellado y la eficiencia. Lea nuestro artículo sobre reemplazo y limpieza de mascarillas. 

Si el paciente todavía tiene problemas de fugas, ¿por qué no intenta usar un humidificador térmico o uno de los últimos equipos de presión positiva (PAP)? Nuestros equipos de PAP miden y compensan automáticamente las fugas no intencionales para garantizar que se mantenga la presión correcta. Los humidificadores térmicos pueden reducir en gran medida la respiración por la boca y la congestión nasal, asociadas ambas a las fugas.  

Si su paciente necesita apretar demasiado la mascarilla para obtener un sellado correcto, el tamaño de la almohadilla puede ser incorrecto o un soporte para la frente puede estar incorrectamente ajustado. Consulte la pregunta anterior para obtener sugerencias sobre cómo identificar y resolver problemas de ajuste.

Las almohadillas de las mascarillas ResMed son de silicona. Las reacciones alérgicas a la silicona son extremadamente raras. De hecho, la irritación de la piel, las úlceras por presión y las ampollas suelen estar causadas habitualmente por otros factores más que por la silicona. 

Si su paciente sufre de irritación de la piel, podría ser porque:  

  • La correa del arnés está o demasiado floja o demasiado apretada. Intente reajustarla o reemplace el arnés si está viejo o gastado. La mascarilla de su paciente debe estar lo más floja posible sin comprometer el sellado. 
  • La mascarilla no le queda bien porque la talla no es correcta o porque está usando un tipo de mascarilla inadecuado. Consulte el manual de usuario de la mascarilla o la guía de ajuste rápido para obtener instrucciones sobre el ajuste. Un tipo de mascarilla diferente podría proporcionar un mejor ajuste. 
  • La mascarilla está vieja y gastada. Revise el armazón y la almohadilla de la mascarilla para ver si tiene desgaste, rigidez, grietas o roturas. Reemplace la mascarilla o las piezas gastadas. Puede que le resulte útil leer nuestro artículo sobre limpieza y reemplazo de mascarillas 
  • La mascarilla está sucia. La silicona puede absorber impurezas como grasa, sudor, suciedad y cremas para la piel. El contacto prolongado durante la noche con estas impurezas puede irritar la piel. Los pacientes deben limpiar su mascarilla diariamente de acuerdo con las instrucciones del manual de usuario con jabón suave o detergente líquido diluido en agua tibia (30°C). También recomendamos que los pacientes se laven la cara antes de acostarse para eliminar el exceso de grasa facial, a ser posible con un jabón de pH neutro, y que eviten el uso de lociones y cremas faciales en aquellas zonas en las que la mascarilla esté en contacto con el rostro, ya que estos productos pueden interferir en el sellado de la mascarilla y degradar la calidad de la almohadilla con el paso del tiempo. Puede que le resulte útil leer nuestro artículo sobre la limpieza de mascarillas. 

Si su paciente sigue teniendo problemas de irritación de la piel, podría ser útil colocar cinta adhesiva hipoalergénica porosa sobre las áreas sensibles o irritadas para crear una barrera entre la piel y la mascarilla. 

Si su paciente sufre de irritación nasal, un humidificador térmico podría ayudarle. Un flujo constante de aire, especialmente en tratamientos de altas presiones, puede provocar sequedad, irritación y hemorragias nasales. Los humidificadores alivian la irritación y la sequedad nasal al agregar calor y humedad al aire que suministran los equipos CPAP o binivel.

Se pueden utilizar productos con aceites para tratar y prevenir la sequedad de la mucosa nasal.

Los pacientes que tienen marcas de la mascarilla en la cara o los que experimentan dolor en el puente de la nariz, probablemente se ajusten la mascarilla con demasiada fuerza para conseguir un buen sellado. Consulte en esta página las respuestas a las preguntas previas para obtener sugerencias sobre cómo mejorar el ajuste y el sellado de la mascarilla.

Si estos problemas persisten, ¿por qué no le sugiere el uso de protectores SoftWraps o de almohadillas nasales Gecko? SoftWraps son protectores acolchados de tela para el arnés de la mascarilla de silicona que ayudan a evitar que la mascarilla del paciente resbale y reducen la aparición de marcas en la cara producidas por las correas del arnés. La almohadilla nasal Gecko es una banda suave y cómoda que se coloca sobre el puente nasal y ayuda a reducir la irritación de la piel y las marcas faciales, minimiza las fugas de la mascarilla y mejora la comodidad de la misma.

Si a su paciente se le irritan los ojos, es posible que se deba a una fuga de la mascarilla. Es un problema habitual que puede surgir si la mascarilla no sella bien o no se ajusta correctamente al rostro. Para obtener sugerencias sobre cómo resolver este problema, consulte en esta página las respuestas a las preguntas previas.

Preguntas frecuentes sobre el ajuste de la mascarilla

Si se quita la mascarilla mientras duerme, puede deberse a que su paciente sufra congestión nasal. Si su paciente tiene antecedentes de sinusitis y problemas de alergia, una mascarilla facial y/o un humidificador pueden ofrecerle un mejor tratamiento.

Si a su paciente le resulta difícil conciliar el sueño porque la mascarilla se lo impide, puede que le sea útil una almohada Contour CPAP. Con la almohada Contour es menos probable que la mascarilla roce o presione el rostro, lo que aumenta la comodidad e incluso puede reducir las fugas causadas por el movimiento. La almohada Contour ayuda a los pacientes a dormir más cómodos mientras usan su mascarilla CPAP, duerman de costado, boca arriba o boca abajo. También ayuda a que las vías respiratorias estén más abiertas, lo que facilita la respiración.

ResMed ofrece plantillas de ajuste imprimibles para muchas de nuestras mascarillas. Haga clic en una mascarilla de la siguiente lista para abrir el archivo PDF de la plantilla de ajuste. 

Tenga en cuenta lo siguiente cuando utilice estas plantillas: 

  • Lea atentamente las instrucciones de la plantilla antes de recortarla y usarla. 
  • Las plantillas de ajuste deben ser usadas para orientar en el ajuste de las mascarillas. El uso de estas plantillas no está destinado a reemplazar los consejos de un médico, de un especialista del sueño ni de un proveedor de equipos. 
  • La alteración del tamaño o de las dimensiones de los PDF originales, en cualquiera de sus formas, puede comprometer la calidad y la precisión de la impresión de las plantillas de ajuste. Para evitar este problema, asegúrese de que está imprimiendo al tamaño real desactivando todas las escalas de página en la configuración de la impresora. También puede consultar la regla de referencia que aparece en la propia impresión para asegurarse de que tenga el tamaño exacto. 

Plantillas de ajuste para mascarillas nasales de ResMed:

AirFit N30i  (513kb)

AirFit N20  (518kb)

Plantillas de ajuste para mascarillas faciales de ResMed:

AirFit F30  (126kb)

AirFit F20  (535kb)

Si la mascarilla de su paciente hace mucho ruido, puede ser que no esté sellando debidamente. Lea nuestras recomendaciones anteriores: asegúrese de que la mascarilla esté ajustada adecuadamente, montada de manera correcta, limpia y en buenas condiciones. Si su paciente sigue teniendo problemas, pruebe con otra talla o con otro tipo de mascarilla.

Recuerde ajustar la mascarilla mientras su paciente está en la postura en la que suele dormir: si duerme en una cama sin almohadas, ajuste la mascarilla conforme a esa posición; si duerme en una cama articulada, ajústela en esa posición. Esto es importante porque nuestros músculos faciales cambian cuando nos acostamos y se relajan aún más cuando dormimos.

El ruido de la mascarilla también puede indicar que la mascarilla de su paciente tiene una fuga de aire. Es un problema habitual que puede surgir si la mascarilla no sella correctamente o no se ajusta de manera adecuada al rostro de su paciente.