Mantenimiento del equipo y de los accesorios

El equipo de su paciente debe tener un buen mantenimiento para ofrecer siempre un tratamiento efectivo. 

Mantenimiento del equipo

Airsense-mantenimiento-reemplazo-filtro de aire-ResMed

Para poder brindar un tratamiento consistente y de alta calidad, el equipo de su paciente debe tener un buen mantenimiento. Un filtro de aire obstruido puede incidir en la presión suministrada a su paciente. Todos los meses, recomendamos desconectar la máquina de tratamiento del sueño de la fuente de alimentación y limpiar el exterior con un paño húmedo y un detergente suave. Evite mojar las áreas con conexiones eléctricas.

También es importante revisar periódicamente el filtro de aire para asegurarse de que no hay agujeros ni polvo acumulado. Consulte el manual de usuario del equipo para obtener recomendaciones concretas sobre la frecuencia con la que su paciente debe realizar el mantenimiento del dispositivo.

Limpieza de los accesorios

El mantenimiento y la limpieza periódica de los accesorios procurarán un buen estado de funcionamiento del equipo de su paciente y le ayudarán a disfrutar de una terapia más sana.

Limpieza diaria:

Desconecte el tubo de aire y cuélguelo en un lugar limpio y seco hasta la próxima vez que lo use.

Desmonte el depósito y lave la tapa, la placa y la base con agua tibia con un detergente suave.

Aclare bien con agua limpia y deje que se sequen evitando la luz solar directa.

 

Aclaración: La tapa, la placa y la base del depósito, también se pueden lavar desmontadas en un lavavajillas con un ciclo suave o de abrillantado y colocándolas solamente en el estante superior.

Limpieza mensual

Limpie el exterior del equipo de terapia y el humidificador con un paño húmedo y un detergente suave. 

Retire la junta de la tapa del depósito y lávela en agua tibia con un detergente suave.

Revise que el filtro de aire no tenga agujeros o esté obstruido por la suciedad o el polvo. Reemplace el filtro de aire si fuera necesario.

Revise el depósito del agua en busca de desgaste o deterioro y reemplace cualquier pieza que esté agrietada, turbia o picada.

 

Los pacientes no deben usar ninguno de los siguientes productos para limpiar sus humidificadores ya que estas soluciones pueden causar daños y reducir la vida útil del equipo:

  • Soluciones a base de lejía, cloro, alcohol o amoniaco
  • Jabones hidratantes, antibacterianos o a base de glicerina
  • Ablandadores de agua y agentes descalcificadores no aprobados

Reemplazo de tubos y filtros

El mantenimiento adecuado de las piezas es clave en el proceso del tratamiento de la apnea del sueño de su paciente. Estas son nuestras pautas para reemplazar los filtros y los tubos del equipo para una terapia óptima.

¿Con qué frecuencia se deben reemplazar los tubos?

resmed-climatelineair-tube-cpap-accessory
Le recomendamos que reemplace los tubos de su paciente con regularidad para ofrecer la máxima comodidad. Por lo general, este reemplazo se realiza después de 6 a 12 meses de uso.

¿Con qué frecuencia se deben reemplazar los filtros?

resmed-standard-air-filters-machine-accessory

Si el ambiente es particularmente húmedo o polvoriento, el filtro desechable no durará mucho tiempo. Recomendamos que su paciente revise el filtro cada mes para determinar si es necesario reemplazarlo. El reemplazo recomendado es cada 6 meses o menos, dependiendo del estado del filtro.

Respuestas a preguntas frecuentes sobre equipos y accesorios

Mi paciente se va de vacaciones y no tendrá acceso a la red eléctrica. ¿Existe alguna solución?

¿Busca la manera de ayudar a sus pacientes a salir de viaje y a disfrutar de un estilo de vida activo que puedan combinar con el tratamiento?

¿Por qué el equipo de terapia de mi paciente se apaga por la noche?

Puede haber varios motivos. Las siguientes sugerencias le ayudarán a identificar y a solucionar el problema.

 

Mi paciente tiene dificultades para conciliar el sueño cuando usa el dispositivo de terapia. ¿Qué solución puedo ofrecerle?

Para los pacientes, acostumbrarse al uso de un equipo de terapia es un paso importante en el proceso del tratamiento de la apnea del sueño.