Opciones de tratamiento de la apnea obstructiva del sueño (AOS)

Las opciones de tratamiento para la apnea obstructiva del sueño (AOS) incluyen las siguientes:

  • Tres formas de tratamiento con presión positiva en las vías respiratorias (PAP)
  • Tratamiento con dispositivo oral
  • Tratamiento alternativo

Continúe leyendo para determinar cuál es el mejor tratamiento para su paciente.

 

Tratamiento con presión positiva en las vías respiratorias (PAP)

El tratamiento con presión positiva en las vías respiratorias es la forma más efectiva de tratar la apnea obstructiva del sueño (AOS). Al crear una “férula neumática” para la vía respiratoria superior, el tratamiento PAP impide que los tejidos blandos de la vía respiratoria superior se estrechen y caigan.

Se envía aire presurizado desde un dispositivo de tratamiento a través de un tubo de aire y una mascarilla a la vía respiratoria superior. Los pacientes con apnea del sueño grave pueden disfrutar de un sueño reparador gracias al tratamiento con presión positiva en las vías respiratorias.

Obtenga más información sobre los tipos de tratamiento PAP a continuación.

 

Tratamientos CPAP, APAP y binivel

El tratamiento con presión positiva en las vías respiratorias puede suministrarse de varias maneras:

  • Presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP): aire presurizado a una presión fija
  • Presión positiva automática en las vías respiratorias (APAP): los niveles de aire se ajustan automáticamente según la respiración del paciente (adecuado para pacientes con apnea del sueño relacionada con la fase REM, apnea posicional o aquellos que no cumplen con el tratamiento CPAP estándar)
  • Tratamiento binivel: mayor presión inspiratoria y menor presión espiratoria (adecuado para determinados pacientes que no cumplen con el tratamiento).

Obtenga más información sobre los dispositivos ResMed que utilizan tratamiento CPAP, APAP y binivel.

 

Opciones de tratamiento alternativas

La cirugía también es una opción para tratar la apnea obstructiva del sueño (AOS), aunque lleva asociados riesgos y complicaciones. La uvulopalatofaringoplastia (UPFP), el procedimiento quirúrgico que se realiza con más frecuencia para la AOS en Estados Unidos, es efectivo para reducir el ronquido inicialmente.

A largo plazo, la UPFP cura los ronquidos en entre el 46 % y el 73 % de los pacientes que se han sometido a la intervención.1

 

Riesgos de la AOS no tratada

La apnea obstructiva del sueño (AOS) no tratada puede provocar una serie de complicaciones y riesgos graves para la salud. Encontrar el tratamiento adecuado para su paciente aumenta las tasas de cumplimiento y disminuye los riesgos asociados.

Referencias

  1. Kashima ML (2007). Selected disorders of the nose and throat: Epistaxis, snoring, anosmia, hoarseness, and hiccups. En NH Fiebach et al., Eds., Principles of Ambulatory Medicine, 7ª ed., pg. 1849-1864. Philadelphia: Lippincott Williams y Wilkins.

Más información

Opciones de tratamiento de la apnea central del sueño (ACS)
ResMed le ayuda a orientar a su paciente sobre cuáles son las mejores opciones y las más adecuadas para tratar su apnea obstructiva del sueño. Se incluyen los tratamientos CPAP, PAP, APAP, binivel y con dispositivos orales.
Tipos de trastornos respiratorios del sueño
ResMed explica las diferencias entre los tres tipos de trastorno respiratorio del sueño (TRS): Apnea obstructiva del sueño (AOS), apnea central del sueño (ACS) y apnea del sueño mixta o compleja.
Los síntomas habituales de los TRS
La primera señal de que existe un trastorno del sueño es el ronquido, aunque muchos pacientes no lo identifiquen como indicio de algo más grave. Pero hay otros síntomas comunes.