Los beneficios del tratamiento

Como su nombre indica, el síndrome de hipoventilación por obesidad (SHO) por lo general afecta a las personas con sobrepeso u obesas. La hipoventilación significa que la respiración es demasiado superficial o demasiado lenta. Puesto que el cuerpo necesita trabajar más para respirar, el sistema respiratorio se cansa y el organismo termina con niveles de dióxido de carbono muy elevados y niveles de oxígeno muy bajos. Un médico o una clínica pueden diagnosticarlo fácilmente con un análisis de gases en sangre arterial. Si padece SHO, probablemente tenga:

  • falta de aliento;
  • somnolencia diurna excesiva;
  • dolores de cabeza matutinos y;
  • depresión.

Alrededor del 90 % de las personas con SHO también sufre de apnea obstructiva del sueño.