Oxigenoterapia

¿Qué es la oxigenoterapia y para quién es?

La oxigenoterapia es un tratamiento que consiste en administrar oxígeno complementario a los pacientes a través de puntas nasales, una mascarilla facial o un tubo. Se prescribe para ayudar a mejorar el suministro de oxígeno al cuerpo con el fin de mantener los niveles normales de oxígeno en la sangre arterial.

En personas sanas, los pulmones absorben adecuadamente el oxígeno del aire normal, pero ciertas enfermedades y afecciones pueden impedir que algunas personas absorban lo suficiente.

Algunas de esas afeccione son :

El proveedor de asistencia sanitaria determinará si un paciente necesita oxígeno complementario midiendo los niveles de oxígeno en sangre empleando una oximetría (un método no invasivo en el que se utiliza luz transmitida) o un análisis de sangre arterial.

 

¿Cuáles son los objetivos de la oxigenoterapia?

El objetivo principal del oxígeno complementario es mantener la saturación de oxígeno capilar periférica o los niveles de SpO2, que normalmente son de entre el 95 % y el 100 %, de modo que el cuerpo de los pacientes pueda funcionar correctamente. La oxigenoterapia también ayuda de estas maneras:

  • Alivia la hipoxemia (niveles bajos de oxígeno en la sangre);
  • Mantiene una adecuada oxigenación de los tejidos y órganos vitales; y
  • Reduce el trabajo respiratorio.

 

¿Cómo se administra el oxígeno?

Si los niveles de oxígeno de un paciente se consideran bajos, se prescribirá y administrará oxígeno complementario a través de tres tipos de dispositivos:

  • Concentradores portátiles de oxígeno;
  • Cilindros de oxígeno comprimido o líquido; y
  • Concentradores estacionarios de oxígeno.

Todos estos dispositivos de oxígeno ayudan a los pacientes a respirar proporcionando oxígeno en concentraciones más altas que la del aire atmosférico, que suele ser del 21 %. El médico proporcionará asesoramiento sobre la cantidad de oxígeno que se necesita y sobre el caudal adecuado al que debe administrarse.

La mayoría de las veces, el oxígeno se administra a través de una cánula nasal, que se compone de dos tubos de plástico que se introducen en las fosas nasales. En algunos casos, también se pueden usar una mascarilla facial o tubos traqueales si es necesario. Después de iniciar la oxigenoterapia, los pacientes deben asistir a revisiones periódicas para garantizar que reciben el oxígeno correctamente.

Obtenga más información sobre nuestro concentrador de oxígeno portátil, el LifeChoice Activox 4L.

Más información

Ventilación no invasiva (VNI)
La ventilación no invasiva (VNI) proporciona asistencia ventilatoria a pacientes que padecen insuficiencia respiratoria.
Ventilación Invasiva (VI)
La ventilación invasiva (VI) después de la intubación endotraqueal proporciona asistencia ventilatoria a sus pacientes. Aprenda cómo la VI puede convertirse en una intervención que les salva la vida a sus pacientes con insuficiencia respiratoria.
Sacar el mayor provecho del tratamiento con ventilación
Un equipo cómodo, los recambios adecuados, el seguimiento y la educación son fundamentales para ayudar a los pacientes a adaptarse al tratamiento y a no dejarlo.