TRS e insuficiencia cardíaca (IC)

La insuficiencia cardíaca congestiva es un síndrome que afecta a alrededor del 10 % de las personas de más de 65 años*.

Hasta el 50 % de los pacientes con insuficiencia cardíaca experimenta trastornos respiratorios del sueño (TRS) de moderados a graves,1 con apnea central del sueño (CSA), respiración de Cheyne-Stokes (RCS), apnea obstructiva del sueño (AOS) o una combinación de las anteriores.2

¿Qué es la respiración de Cheyne-Stokes (RCS)?

La RCS ocurre cuando se alternan períodos de hiperventilación e hipoventilación (en un patrón de respiración caracterizado por altibajos) con períodos de apnea/hipopnea central.

La RCS es una forma común de TRS en pacientes con disfunción ventricular izquierda grave.3

¿Por qué tiene la RCS ese efecto?

Es de esperar que los TRS en general y la RCS aceleren el avance de la insuficiencia cardíaca al causar:

  • hipoxia repetitiva;
  • mayor poscarga;
  • aumento de la actividad simpática4;
  • oscilaciones en la frecuencia cardíaca y la tensión arterial.

La fragmentación del sueño a causa de la RCS también provoca fatiga y somnolencia diurna, lo cual afecta a la calidad de vida.

Obtenga más información sobre las opciones de tratamiento para pacientes con RCS.

¿Cuáles son las consecuencias de los TRS?

Un estudio a gran escala realizado en pacientes con insuficiencia cardíaca recién diagnosticada con MediCare ha demostrado que las personas con TRS tienen un peor pronóstico en comparación con las que no lo tienen.5

La ACS/RCS nocturna está asociada a una mayor mortalidad6 en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva.

Más artículos