Cuidado del equipo

Limpieza de los equipos CPAP de ResMed

¿Cada cuánto debo limpiar la mascarilla? ¿Cómo cuido mis otros equipos?

Es fundamental mantener y cuidar su equipo de tratamiento para poder aprovechar al máximo su tratamiento.

Cuidado de la mascarilla

Limpieza

Puede que no se dé cuenta, pero la piel segrega grasa facial que con el paso del tiempo pueden reducir la calidad y la efectividad del sellado y la mascarilla. Por lo tanto, después de usar la mascarilla, límpiela bien para quitar toda esa grasa.

Limpie la almohadilla de la mascarilla todas las mañanas, después de usarla durante la noche. Así tendrá una mascarilla limpia y seca que usar en el siguiente tratamiento. Al limpiar la mascarilla también desaparecerá la grasa facial, con lo que se optimizará el sellado de la mascarilla.

Para limpiar la mascarilla, lávela todos los días a mano con un jabón suave. No use productos de limpieza abrasivos que puedan dañar la mascarilla o dejar residuos nocivos. Déjela secar sin exponerla a la luz solar directa.

Para obtener más información sobre cómo limpiarla y cuidarla, consulte el manual del usuario de la mascarilla.

Cuidado del dispositivo

Para poder proporcionar un tratamiento constante y de alta calidad, el dispositivo debe contar con el mantenimiento adecuado. Que el filtro de aire esté obstruido puede incidir en la presión suministrada. Es importante que revise con regularidad el filtro de aire para comprobar que no tiene agujeros ni polvo acumulado. Consulte el manual del usuario para ver con qué frecuencia se recomienda realizar el mantenimiento del dispositivo.

Cuidado del humidificador

Es importante darle mantenimiento al humidificador, así el tratamiento será efectivo y se evita la acumulación de depósitos.

Después de cada uso, le recomendamos lavar la cubeta de agua con un detergente suave y agua tibia. Luego aclárela y séquela bien, sin exponerla a la luz solar directa. La cubeta también debe revisarse una vez al mes para detectar signos de desgaste y deterioro. Si hay alguna pieza agrietada, empañada o agujereada, se debe reemplazar la cubeta.

Tenga en cuenta que esta información de limpieza es solo un resumen. Para obtener información más detallada, consulte el manual del usuario del producto.

Reemplazo

Es importante reemplazar la mascarilla con regularidad para asegurarse de que su tratamiento es cómodo y efectivo todas las noches.

Estas son algunas de las señales que le pueden indicar que debe reemplazar la mascarilla (o algunas de sus piezas):

  • tiene que ajustar las correas muy a menudo
  • nota que la mascarilla ha perdido elasticidad
  • siente que su tratamiento es menos eficaz de lo habitual
  • siente que la almohadilla sigue resbaladiza incluso después de haberla limpiado

Para obtener más información sobre cada cuánto deben reemplazarse las mascarillas y sus piezas, vaya a la sección Reemplazo del equipo de tratamiento.

Más sobre tratamiento y mantenimiento

Viajar con el equipo
Todo lo que debe saber para viajar con el equipo de tratamiento, desde usar una fuente de alimentación universal hasta el ajuste de altitud.
Seguimiento del tratamiento
Con el tratamiento en marcha y el equipo instalado, el último paso importante de este proceso es hacer un seguimiento del tratamiento. A continuación, le enseñamos lo que debe saber.