El testimonio de Orville

Hay que recordar que el sueño desempeña una función vital en la salud. Si le cuesta adaptarse al sistema PAP, pida ayuda a alguien que ya haya pasado por esa experiencia. ¡Puede que lo lleve muchísimo mejor!Orville

La vida antes del tratamiento:

“No supe que tenía apnea del sueño hasta que no me desmayé en la sala de estar de mi casa”, dice Orville, sacudiendo la cabeza. Tuvo la suerte de que el técnico de laboratorio del hospital al que lo trasladaron también era el director del laboratorio de un centro de medicina del sueño. Tras hacerle un electroencefalograma (EEG) para medir las señales eléctricas del cerebro y saber por qué se había desmayado, le dijo a Orville que quizás tuviera un trastorno del sueño, y le recomendó que se hiciera un estudio del sueño. Durante el estudio, Orville tuvo 37 eventos por hora. Le diagnosticaron apnea del sueño grave y le recetaron un equipo binivel de presión positiva en las vías respiratorias. Orville sintió alivio al recibir el diagnóstico, pero le costó acostumbrarse al tratamiento con PAP. “Afortunadamente, recibí mucho apoyo de mi familia y amigos.”

Situación actual:

La perseverancia de Orville dio sus frutos. Logró superar la nueva y extraña sensación de dormir con algo en la cara. Aprendió a ajustar correctamente la mascarilla y pronto el uso del PAP se volvió una rutina. Pronto empezó a notar cambios. Pasadas algunas semanas de tratamiento con PAP, la capacidad de concentración de Orville mejoró notablemente. Tenía mucha más energía, tanta que decidió volver a estudiar para obtener un título como fisioterapeuta respiratorio y trabajar con pacientes con apnea del sueño. Hoy es habitual que hable en público en diversos grupos de apoyo para pacientes con apnea del sueño. “Todos los aspectos de mi vida se vieron afectados de manera positiva”, explica. “Mis relaciones, mi carrera y mi salud física mejoraron. Mi familia y mis amigos han notado que estoy mucho más enérgico y despierto”. Ciudad de residencia: Northern, Nueva Jersey. Síntomas: ronquidos, fatiga, desmayos. Años con el tratamiento: 9. Tipo de mascarilla: facial. Aficiones: radio, bombero voluntario, trenes en miniatura

Otros testimonios

El testimonio de Geoff
"Tengo mucha más energía cuando doy clases a última hora o cuando hago ejercicio. El tratamiento CPAP me ha cambiado la vida”.
El testimonio de Jessica
"No puedo creer la energía que tengo durante el día. Se me ha normalizado la tensión arterial. Ahora disfruto mucho más cuando juego con mis hijos”.
El testimonio de Leightan
"El tratamiento CPAP me cambió la vida. Ahora duermo bien por la noche y siempre llevo el equipo conmigo a todos lados".