El testimonio de Mary Jo

La primera vez que usé un equipo CPAP me levanté sin dolor de cabeza. Al poco tiempo, dejé de tener que irme a dormir en cuanto llegaba a casa. Fue maravilloso“. Mary Jo

La vida antes del tratamiento

Mary Jo tiene dos hijos y un exigente trabajo como directora de una escuela. Pensaba que era normal estar agotada todos los días. Apenas ponía un pie en casa, tenía que echarse una siesta. Cuando comenzó con migrañas crónicas a diario, acudió a un neurólogo que le mandó a hacer un estudio del sueño. Así se descubrió que Mary Jo sufría de apnea del sueño grave. El médico le recomendó que comenzara el tratamiento CPAP de inmediato. A Mary Jo le costó cumplir con la recomendación de usar un equipo CPAP. No podía imaginarse dormir con su marido y usar el equipo CPAP al mismo tiempo. Una compañera de trabajo a cuyo padre la había ido muy bien con el CPAP la convenció de que probase el equipo rápido.

Situación actual:

La primera vez que usó un equipo CPAP en el centro de medicina del sueño se levantó sin dolor de cabeza. Pero cuando volvió a casa le costó dos semanas adaptarse al tratamiento. Durante la primera semana, Mary Jo se quitaba la mascarilla en cuanto se quedaba dormida. Poco a poco, fue pudiendo mantener la mascarilla puesta durante más tiempo. Al poco tiempo, Mary Jo ya no sentía dolores de cabeza ni la necesidad de dormir apenas llegaba a casa. Hoy Mary Jo tiene más energía vital que nunca. Además de tener más tiempo para la familia y el trabajo, también tiene tiempo para montar en bicicleta. Cuando Mary Jo viaja a visitar a su familia, siempre lleva el CPAP. Dice que viajar en coche o en avión ahora es mucho más fácil para quienes necesitan llevar consigo un CPAP. Mary Jo piensa que, si no hubiera recibido el apoyo de su compañero, quizás nunca habría cumplido con el tratamiento CPAP. Por eso cree que es importante apoyar a otros con el tratamiento. Ciudad de residencia: Wallingford, Pensilvania. Síntomas: fatiga, migrañas diarias crónicas. Años de tratamiento: 2. Tipo de mascarilla: mascarilla con almohadillas nasales. Aficiones: ciclismo, viajar, visitar a la familia

Más historias de pacientes

El testimonio de Leightan
"El tratamiento CPAP me cambió la vida. Ahora duermo bien por la noche y siempre llevo el equipo conmigo a todos lados".
El testimonio de Orville
"Recuerde que el sueño desempeña una función vital en la salud, y también en la enfermedad. Si le cuesta adaptarse al sistema PAP, pida ayuda a alguien que ya haya pasado por esa experiencia. ¡Puede que lo lleve muchísimo mejor!"
El testimonio de Geoff
"Tengo mucha más energía cuando doy clases a última hora o cuando hago ejercicio. El tratamiento CPAP me ha cambiado la vida”.