Apnea obstructiva del sueño

La apnea obstructiva del sueño (AOS) es el tipo más común de trastorno del sueño, y constituye el 84 % de los diagnósticos de apnea del sueño.1 La Organización Mundial de la Salud estima que más de 100 millones de adultos sufren de apnea obstructiva del sueño en todo el mundo.2

 

¿Qué provoca la apnea obstructiva del sueño?

Si tiene AOS, su vía respiratoria superior se cierra temporalmente mientras duerme, lo que hace que deje de respirar. Estos períodos en los que su respiración se detiene (llamados apnea) duran por lo menos diez segundos y pueden producirse hasta centenares de veces por la noche. La vía respiratoria superior puede obstruirse debido a que:

  • los músculos de la boca y la garganta se relajan demasiado mientras se duerme;
  • el peso del cuello estrecha la vía respiratoria;
  • amigdalitis u otras razones temporales;
  • motivos estructurales, como la forma de la nariz, el cuello o la mandíbula.

El ronquido se produce cuando el paladar blando y otros tejidos de la vía respiratoria superior vibran. Aunque la apnea obstructiva del sueño a menudo se diagnostica con ronquidos fuertes, no todas las personas que roncan tienen AOS.

¿Quién desarrolla apnea obstructiva del sueño?

Tanto los niños como los adultos pueden desarrollar apnea obstructiva del sueño (AOS).

En los niños, las causas de la AOS suelen ser estructurales, lo cual implica que la forma de la mandíbula, las amígdalas o una gran sobremordida bloquean las vías respiratorias, dificultando la respiración durante el sueño. Otros factores pueden incluir defectos de nacimiento como el síndrome de Down o incluso la obesidad infantil.

Aunque cualquiera puede desarrollar AOS, ciertos factores pueden ponerle en mayor riesgo, entre otros:

  • obesidad / sobrepeso;
  • circunferencia del cuello grande;
  • amígdalas grandes;
  • vías respiratorias estrechas;
  • congestión nasal crónica;
  • sexo masculino;
  • edad;
  • etnia;
  • historia familiar;
  • fumar;
  • consumo de alcohol;
  • anomalías anatómicas;
  • hipertensión (hipertensión arterial);
  • enfermedad cardiovascular;
  • diabetes.

Hable con su médico para hacerse una prueba de sueño si se siente cansado, ronca fuerte y / o no duerme bien. Descubra las opciones de tratamiento que ResMed tiene disponibles para tratar la AOS y ayudarle a respirar, dormir y volver a vivir bien.

Referencias

  1. Morgenthaler TI, Kagramanov V, Hanak V, Decker PA. Complex sleep apnea syndrome: is it a unique clinical syndrome? Sleep 2006. 29 (9): 1203-9.
  2. Bousquet J, Khaltaev N. Global surveillance, prevention and control of Chronic Respiratory Diseases. A comprehensive approach. Alianza Global contra las Enfermedades Respiratorias Crónicas. Organización Mundial de la Salud. 2007. 

Más artículos

Apnea central del sueño (ACS)
La apnea central del sueño es un trastorno del sueño y del sistema nervioso central que se relaciona con diversas afecciones médicas. Descubra las diversas causas de la ACS.